miércoles, 24 de octubre de 2007

Homenaje a Kimi Raikkonen

Desde el domingo Kimi Raikkonen es el nuevo campeón del mundo de Fórmula 1 y la afición española lo ha celebrado casi tanto como si hubiese ganado Fernando Alonso. Se cumplió el primer objetivo y no ganó Lewis Hamilton aunque faltó que Fernando rematara la faena. Pero el homenaje a Kimi Raikkonen no es sólo por agradecerle los servicios prestados para que pudiésemos disfrutar de la cara que se le quedó a Ron Dennis viendo como Hamilton regalaba el Mundial sino por ser como es.

Raikkonen es un personaje, un tipo introvertido y de pocas palabras. El piloto de Ferrari es conocido por de sus aficiones, las políticamente correctas (el esquí, el hockey sobre hielo y los barcos) pero también por las incorrectas (el alcohol, las fiestas y las mujeres). Aunque le llamen Iceman, Hombre de hielo para los que no sigan el Gomaespuminglish, nadie lo diría viéndolo en esta imagen arrimando cebolleta:


Bernie Ecclestone no quería que el finlandés ganase el Mundial. Raikkonen nunca se ha implicado en nada relacionado con el circo de la Fórmula 1. Se limita a hacer lo que sabe, a pilotar y punto. Lo demás se la trae al fresco. El año pasado no asistió al homenaje que organizó la FIA a Michael Schumacher por su retirada y preguntado por el motivo respondió que no fue porque estaba cagando: "I was having a shit". Se me saltan las lágrimas. Es la mejor excusa que he oído nunca, de hecho pienso utilizarla a partir de ahora.



Si tuvo que ser campeón alguien que no fuese Fernando Alonso me alegro que haya sido el bueno de Kimi al que podemos ver en el vídeo de arriba con una cogorza también de campeonato. Kimi Raikkonen, uno de los nuestros.

1 comentario:

 
¡No lloréis!